Ingredientes:

1 paquete de pasta filo
aceite de sésamo

Relleno:
100 gr. de nueces peladas
50 gr. de pistachos pelados
semillas de sésamo
semillas de amapola
ralladura piel de naranja

Almibar:
1/2 vaso de agua mineral
2 cuch. agua de azahar
1/2 cucharadita de canela
10 cucaradas soperas de azúcar de caña
1 limón
2 clavos de olor

Preparación:

Se extienden una capa de pasta filo en una bandeja de horno y se humedece con un pincel con el aceite de sésamo.Se superponen otras tres más haciéndoles el mismo proceso. Se echan las nueces y pistachos picados finamente y espolvoreados con semillas de sésamo y amapola junto con la ralladura de piel de naranja sin la parte blanca.Se riegan los frutos secos con el almibar.
Almíbar: en un cazo se echa el azúcar con la canela,los clavos de olor, el zumo de limón y las 2 cuch.de agua de azahar, se carameliza a fuego suave y se le echa el agua hasta que forme el almíbar.
Se vuelven a extender otras tres capas de pasta filo mojadas en el aceite de sésamo y otra capa de frutos secos con semillas y almíbar de canela.Se termina con otras tres capas de pasta filo pinceladas con aceite de sésamo menos la capa de arriba que sólo llevará el almíbar.

Se hacen unos cortes en forma de rombo en la superficie, para poder cortar sin problemas el pastel después de cocido.

Hornear a 180ºC durante unos 20 minutos, hasta que la superficie esté bien dorada.